Sobre la libertad de prensa

Diario “El País” de Montevideo, 13 de mayo de 2004

Por Alexander Müller

Leímos ayer con gusto la Editorial del diario “El País” sobre el tema al que aludimos, queremos destacar la mesura y responsabilidad con que el tema fue encarado en esa oportunidad ya que siendo la libertad de prensa un tema que toca un punto muy susceptible del periodismo, es muchas veces manejado por los periodistas de forma un poco desmedida.

Comprendemos que la libertad de prensa y expresión, tal como se decía allí, es un factor primordial para el desarrollo de cualquier democracia, pero de igual forma lo son otros valores que a su vez sustentan las libertades, como ser la responsabilidad, el respeto y en definitiva todo valor que propicie una conducta ética. Ocurre en ocasiones que se pretende ejercer ese derecho olvidándose de todas las obligaciones que naturalmente trae apareado el mismo para que no se produzcan desequilibrios, y es esto en definitiva un atropello a los mismos valores que sustentan dicha libertad. Podrán los lectores juzgar por sí mismos la gran cantidad de afirmaciones que se vierten ligeramente en algunos medios de prensa, muchas veces afectando el concepto y dignidad de seres o Instituciones que más tarde se demuestran inocentes, pero el daño está hecho.

Este tema ha sido para nosotros fuente de muchas reflexiones, puesto que ejercido este derecho que otorga la democracia, de la manera como en algún caso se hace, pareciera que se utiliza a veces hasta para atentar contra ella misma, si hasta los totalitarios y anarquistas se amparan en el mismo para atacar la democracia misma que les permite decir las cosas que dicen… La opinión pública en términos generales parece estar de acuerdo por ejemplo, que el derecho de alimentarse de alguien, no le otorga a su vez el derecho de robar o matar, ¿verdad? No obstante no parece haber igual equilibrio en el caso de las libertades de expresión, pareciera a nuestro juicio, que sería necesario que estuviera mejor provisto el marco legal y sobretodo el de opinión, para que se regulara y controlara que al hacer uso de estas libertades, se lo haga con la coherencia y la responsabilidad propia de un derecho tan esencial para el proceso evolutivo de las democracias como es el aludido.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: