Aforismos sobre Logosofía

Por Luz Elena Geis López – De su libro homónimo (1993)

Disfruta las cosas en su tiempo. No se puede pretender que una vez haya pasado mantengan el mismo valor.

Vivir del pasado no beneficia. Pero vivir sin pasado es ser pobre de espíritu.

El todo de la vida está formado por tres etapas de tiempo: pasado, presente, futuro.

El futuro se proyecta en el tiempo.

El futuro es el hoy que se extiende indefinidamente.

El hoy es lo que fuimos ayer actualizado.

El hoy desaparece en cada fracción de segundo.

El tiempo está incondicionalmente al servicio del hombre. De ahí que comúnmente lo malgaste sin advertirlo.

No pretendas que el problema que hoy te atormenta desaparezca como el fulgor de un rayo de luz.

No busques obtener en un momento lo que sólo se consigue con el tiempo.

La ilusión es la alfombra mágica donde nos refugiamos cuando la realidad que no queremos aceptar nos apremia.

Da la impresión de que en ocasiones el hombre para resolver los problemas que lo acucian se mete en un agujero y allí permanece sin encontrar la salida.

Para resolver ciertos problemas hay que ventilarlos.

Si quieres mantener tu lugar, no te quedes parado en él, inamovíble.

Si tropezaste y caíste, no te desesperes porque así agravarás el mal que pudo ocasionarte la caída.

¿Quién no se cayó alguna vez? El que no hizo un largo camino de su vida.

El que se cae y se levanta por sus propios medios demuestra entereza. A veces las consecuencias de la caída son tales que requieren ayuda ajena.

 

Si quieres enaltecer tu existencia no realices actos que la denigren.

Se es viejo cuando no se acepta lo nuevo ni se quiere hacer la prueba de usarlo.

¿Existe la muerte? Sí, para quien se ata a lo material.

Cuando se atiende a los requerimientos del espíritu de la misma forma que a los del cuerpo físico, la vida cobra dimensiones desconocidas.

¿Qué es lo material? Lo que el hombre ambiciona cuando sus miras descansan en la línea del horizonte.

 

Las conductas rígidas producen separatividad.

Los seres se hermanan cuando trabajan por un mismo ideal de superación.

No quieras ser grande sin ser antes pequeño.

Muchos entienden que poder es ejercer dominio sobre alguien.

Poderoso es aquel que usa inteligentemente el conocimiento que posee.

Amar es vivir en el corazón de alguien.

Amar es hacer que un instante supremo se prolongue en el tiempo.

Amar es detenerse un instante para recrear lo que se vivió plenamente.

¿Qué separa amar de odiar? Un abismo.

Amar es vivir. Odiar es morir.

Amar es vivir en la luz; odiar es vivir en la sombra.

La pureza de un sentir debe ser resguardada de cualquier intromisión.

Si quieres defender tu vida no la expongas a la insensatez ajena.

Evita que un momento de ofuscación mental te ocasione pérdidas irreparables.

Recibe cordialmente a quien llegue a tu casa, pero mantén a resguardo tu intimidad.

Mediando una amistad sincera a veces no corresponde tomar al pie de la letra lo que el otro manifieta.

No te avergüences de haber cometido un error, sí de no hacer nada por enmendarlo.

El esfuerzo que se realiza para adquirir alguna virtud produce un frescor interno que vivifica.

Nos da trabajo ver y reconocer nuestros errores. Para los de los demás nos basta con una simple ojeada.

Qué torpe es el que piensa que con el disimulo logra su objetivo.

No te engañes pensando que alcanzará el cielo sólo porque te pases mirándolo.

 

¿Quieres ser feliz? Busca estar bien acompañado, empezando por los pensamientos que tienes en tu mente.

¿Es la felicidad una meta o el hacer de todos los días?

¿Qué es la felicidad? El bien repartido en mil partículas diferentes.

¿Quién es más feliz, el que da o el que recibe? Ambos, si el que da lo hace inteligentemente.

¿Quién es el que mejor da? El que brinda a los demás su propia experiencia y sus conocimientos.

Dar es también recibir en otra dimensión.

Ser educador de los demás es importante. Ser educador de sí mismo es trascendente.

Cuando un conocimiento se usa sólo en provecho propio se lo desvaloriza.

Brinda la ayuda a quien haga un buen uso de ella.

Despierta en quien ayudas la inquietud de hacer lo mismo con los demás.

No pierdas el tiempo en ayudar a quien sólo espera de los demás lo que debe hacer por sí mismo.

Que el bien que puedas hacer a un semejante sea motivo de regocijo para tu alma.

Recordar el bien recibido te llevará a querer extender la cadena de bien y a ser agradecido.

La palabra es un instrumento maravilloso; bien usado produce música inefable.

 

¿Qué preserva los propios sentimientos? El pensar bien que no es lo mismo que el bien pensar.

¿Qué es pensar? Es vivir intensamente.

¿Qué es meditar? Es proyectarse hacia adentro.

¿Qué es sentir? Es suavizar la vida.

Pensar da el verdadero sentido a la vida.

 

 

El resentido es un ser fácil de identificar. La amargura que le produce esta deficiencia se manifiesta hasta por los poros.

El resentido es un ser que anda a contramano.

Las energías internas son tesoro inapreciable. Malgastarlas con palabras o actividades negativas es desvitalizarse.

Cuando las energías internas son bien usadas se multiplican.

Qué aspecto triste ofrece quien está desvitalizado psicológicamente.

Si nada te produce satisfacción debes rever tu comportamiento.

El ser de buenos principios no puede ser vengativo.

Las palabras violentas proporcionan muy malos momentos.

Los que alzan la voz quieren imponer su verdad. Eso es negativo para ellos y para los demás.

Si quieres ser justo, trabaja en obras de bien.

Una eficaz manera de combatir el mal es trabajando por el bien.

Cada vez que el escepticismo quiera ganar tu ánimo no le des lugar a que se manifieste.

Hay que cuidarse en extremo del maldiciente y del adulador.

Consigue un sueño tranquilo quien ha procedido bien, a menos que una afección física sea la causa del desvelo.

El gran problema social debe ser resuelto primero en cada individuo.

 

Amemos la vida sabiendo que es la única forma en que sobrevive el propio espíritu.

¿Por qué la raza humana se compone de seres semejantes pero cada uno con su propia identidad?

¿Qué es lo único e intransferible que tiene cada individuo? Su espíritu.

¿Dónde comienza y dónde termina el cultivo del alma? En la mente.

¿Qué son los pensamientos para el hombre? Invisibles fuerzas que lo dominan.

¿Qué es lo que permite conocer los propios pensamientos de los ajenos? La autoinspección.

¿Qué diferencia el alma del espíritu? El término de la primera; la eternidad del segundo.

¿Forma la consciencia y el espíritu un todo único e indivisible? Tal vez sí, cuando ella está integrada con conocimientos trascendentes.

Vegetar es moverse en el mundo sin inquietudes espirituales.

Aquel para quien el espíritu no cuenta es un egoísta.

¿Qué refleja la paz interior? La serenidad del espíritu.

El hombre en su insensatez no quiere admitir que de todo se ocupa menos de sí mismo en lo esencial: su propio espíritu.

 

 

¿Cuándo el hombre pudo liberarse de la verdad revelada, o sea la verdad impuesta? Cuando se dio cuenta de que la Verdad consistía en poder pensar. En ese momento la Tierra dejó de ser plana y centro del Universo y se ubicó en la mente de los hombres en el lugar que le correspondía.

Es imposible ser justo en la ignorancia.

La ignorancia no permite ver las consecuencias de un error cometido.

Qué lejos está de la verdad el soberbio.

No des ni con las palabras ni con los hechos malos ejemplos a los demás.

Hay que estimarse a sí mismo, no adularse.

El que adula evidencia sus carencias.

Al ser humano se le debe enseñar desde pequeño a establecer sus propias defensas mentales.

La fe en sí mismo se alcanza cuando no se delega a otros lo que a cada uno compete hacer.

En una gran mayoría de personas existen barreras mentales que impiden que vean las cosas tal como son.

Hemos estado presos de tantas creencias que nos cuesta sentirnos libres de ellas.

Hay seres tan quiméricos que cualquier cosa que imaginan les parece muy fácil de realizar.

La realidad es la que se encarga de mostrar a cada uno lo que es capaz de hacer.

Cuando alguien se muestre atento en demasía conviene que seas precavido.

Rudo golpe recibe el que en su andar encuentra un malintencionado en su camino.

 

Que los malos recuerdos permanezcan en la mente sólo el tiempo que permita extraer de ellos lo provechoso.

El recuerdo que absorbe la totalidad de la vida la paraliza.

Vivir solo no siempre significa soledad.

Se puede estar solo y empero muy bien acompañado de los mejores pensamientos y sentimientos.

Procura no hacer de alguien tu único amigo. Si algo le sucediera quedarías desprotegido.

Haz que en tu mente siempre haya pensamientos dispuestos a detener la entrada de los indeseables.

Vivir siempre retraído impide la comunicación con los demás.

Hay seres humanos que parecen estatuas. Nunca dejan traslucir sus emociones.

Si cada día seleccionas los pensamientos que hay en la mente, habrá orden en la vida.

Evita que los pensamientos hagan de ti el obrero que cumple sus órdenes. Revierte esa situación. Los pensamientos deben constituirse en obreros a tu servicio.

No permitas que un defecto u otro anulen tu buen comportamiento.

Que la actitud altanera de los demás no paralice tus defensas.

Los que siempre hacen lo que se les antoja no advierten que son dependientes de sus antojos.

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: