Al enemigo conocido…

Por Alcira López Ibarburu – de su libro “Imágenes Aleccionadoras” (1993)

Durante la etapa en que recibimos la enseñanza que anoto en este episodio, el Maestro González Pecotche venía a Montevideo acompañado de un discípulo con el que tenía sociedad comercial en una de sus empresas.

Teníamos por entonces el concepto de que quienes estuvieran físicamente cerca del Maestro, era porque gozaban de especial consideración por parte de él y porque además, su nivel evolutivo debería ser muy elevado.

Sin embargo, en este Sr. K. era evidente para alguno de nosotros, su falta de calidad como discípulo, su actitud ladina, su desconsideración hacia el Maestro y algunas otras observaciones que hacían que se le mirara con recelo y dudara sobre la sinceridad de sus intenciones.

Cierto día, ante palabras y actitudes que excedían ya toda comprensión, la condiscípula Carlota N. de Triay, tomándome de la mano me dice:

“Vamos a solicitar una entrevista para hablar de esto con el Maestro”.

Nos fue concedida y al estar frente a él le dice Carlota: “Maestro, no podemos comprender la situación creada con K. Todos vemos que traiciona al Maestro por lo tanto no es posible admitir que el Maestro no lo vea. ¿Cómo es entonces que siempre se acompaña con él cuando viene a Montevideo?

Con benévola sonrisa respondió:

“A enemigo conocido es conveniente tenerlo cerca… para vigilarlo. Si lo dejo en Buenos Aires me funde la empresa. Sin embargo, es fundamental que sean muchos los que adviertan la evidencia de lo que acontece porque el corazón del Maestro no soportaría ni siquiera la sospecha de que comente una injusticia. Cuando aún son pocos los que conocen una situación como esta y la realidad de los estados mentales que las promueven, al tomarse la necesaria medida que corrige o sanciona, los demás, los que todavía no han visto… tienden a juzgar esa medida como un acto de injusticia; en cambio, cuando la mayoría en continuadas observaciones ya ha podido hacer su juicio, comprende de inmediato cuando se hace justicia y acata sin dificultad la estricta aplicación de la Ley de Herencia.”

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: