Algunas opiniones sobre el libro “DEFICIENCIAS y PROPENSIONES del SER HUMANO”

Las mismas figuran al inicio de la segunda edición impresa el 3 de enero de 1964. Imprenta López, Perú 666, Buenos Aires, República Argentina.

 

OPINIONES SOBRE EL PRESENTE LIBRO

Buenos Aires, 24 de noviembre de 1963

He tenido el placer de leer su libro Deficiencias y propensiones del ser humano. Está presente en él un psicólogo sagaz y un moralista generoso, que cree en el perfeccionamiento de la criatura humana. Podría servir de texto de moral práctica en las escuelas. Su optimismo es sano y alentador. En estas épocas de crisis moral, consuela la lectura de su libro.

OSVALDO LOUDET – Miembro de la Academia Nacional de Medicina

 

México, 18 de enero de 1963

Me dirijo a usted para saludarlo muy afectuosamente y desearle un fecundo año en su producción filosófica y literaria, de cuyo alto valor estoy plenamente convencido.

Su obra me ha parecido sencillamente magnífica, y le aseguro la mejor acogida, ya que estamos en un momento en que la inquietud intelectual está a la orden del día y es sumamente satisfactorio que haya mentes preparadas para guiar a nuestras juventudes desorientadas por tantas teorías desquiciantes.

CARLOS HERNÁNDEZ PRIETO – Rector de la Universidad Iberoamericana

 

New York, 20 de abril de 1963

Estimo que su libro presta un servicio inestimable a la juventud, porque señala de la manera más humana esas ”deficiencias” a las que antes se las calificaba de defectos y hasta de “culpas”, y que Ud. no sólo las sitúa en el campo de lo corregible, sino que señala el procedimiento para que puedan ser corregidas.

Todo aquel que se preocupe por la formación de la juventud no podrá menos que felicitarle por su excelente libro y propagar sus enseñanzas.

VICTORIA KENT – Editor del IBÉRICA Publishing Co. Inc.

 

Montevideo, 18 de diciembre de 1962

Saludo muy atte. al señor Carlos B. González Pecotche y tengo el agrado de acusar recibo y agradecer el envío de su libro Deficiencias y propensiones del ser humano, noble libro de elevados principios y expresivo lenguaje, que merece la mayor difusión.

EDUARDO BLANCO ACEVEDO 

 

Buenos Aires, marzo 11 de 1963

Recibí su libro Deficiencias y propensiones del ser humano. Es una auténtica obra de redención.

Además de ser usted un estudioso eficaz y un laborioso infatigable, mantiene la llama de la fe en la perfectibilidad humana.

ROQUE A. IZZO  – Profesor universitario

 

Lisboa, 19 de marzo de 1963

Trátase de un estudio valioso, revelador de conocimientos profundos de la naturaleza humana, que es analizada en todos sus aspectos. Nos indica sus defectos y cualidades, así como los medios de desenvolver éstas y anular aquéllos. Es un libro que interesa por igual a psicólogos, profesores y padres.

GUSTAVO CORDEIRO RAMOS – Presidente del Instituto de Alta Cultura

 

Buenos Aires, enero 7 de 1963

Deficiencias y propensiones del ser humano es un trabajo de aliento, meduloso, que en las actuales circunstancias debe ser difundido, como Ud. bien dice, especialmente entre la juventud descreída e indiferente ante los problemas del mundo moderno.

Lo felicito por sus esfuerzos en que se conozca más y más la Logosofía, que tan bien expone en sus trabajos intelectuales.

EDUARDO LABOUGLE – Escritor

 

Buenos Aires, noviembre 26 de 1962

Le agradezco muy de veras la amabilidad que ha tenido usted de poner en mis manos su nueva obra Deficiencias y propensiones del ser humano, la que leeré con real interés por la inquietud que despierta su tema y por venir además de un trabajador intelectual tesonero y talentoso, que ha abordado la Logosofía con espíritu de avanzada.

GONZALO BOSCH – Profesor universitario

 

Buenos Aires, 30 de diciembre de 1963

Mucho agradezco el envío de su nuevo libro Deficiencias y propensiones del ser humano. En nuestro tiempo -por no decir en todos los tiempos- lo que más se necesita son páginas de meditación como las de usted, que tienden a modificar lo que parece inmodificable…

RICARDO SÁENZ HAYES – Academia Argentina de Letras

 

Buenos Aires, 27 de noviembre de 1963

Los jóvenes, y aun los de edad avanzada, tienen en su libro Deficiencias y propensiones del ser humano una gran lección que aprender. Es una guía en el cúmulo de aberraciones en la vida de la humanidad del siglo XX.

Estas breves palabras sólo llevan mi intención de aplauso por su labor de estudioso.

ÁNGEL MARÍA ZULOAGA –  Brigadier General

 

Buenos Aires, noviembre 26 de 1962

Su libro Deficiencias y propensiones del ser humano está lleno de sanos consejos; hará espiritualmente bien a cuantos lo leyeren con intención de utilizar lo que de su contenido fluye.

Es un libro de moral sin amenazas de sanciones.

HORACIO RIVAROLA – Doctor en Filosofía y Letras

 

Deficiencias y propensiones del ser humano me promete una enseñanza tan confortante, serena y perspicaz como la que he encontrado en otros libros de su pluma, infatigable en una labor filantrópica que merece sincero encomio. –

ENRIQUE BANCHS – Escritor

 

Montevideo, 12 de diciembre de 1962

Saluda con la mayor estima intelectual al distinguido pensador, don Carlos B. González Pecotche, y le agradece cordialmente el envío de su magnífica obra Deficiencias y propensiones del ser humano, creación que, como pocas del género, une a su fecunda docencia, una exposición clara y correcta, que hiere persuasivamente la emotiva sensibilidad del lector.

ALBERTO RUSCONI

Anuncios

, , , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: